05 noviembre 2017

Y tú… ¿Cómo realizas la punción del talón?

La extracción de sangre capilar aunque es una técnica, sencilla y habitual en Neonatología, puede ocasionar importantes complicaciones como son celulitis, osteomielitis, hematomas o nódulos calcificados (JBI, Nivel 5), por ello, debe ser realizada por profesionales enfermeros experimentados.

Deberíamos recordar 2 aspectos importantes a la hora de hacer una punción capilar. El primero de ellos, es que no debemos realizar esta técnica para extraer volúmenes grandes de sangre, hemocultivos o  pruebas de coagulación (JBI, Nivel 5) y el segundo, es que debemos reconocer las principales contraindicaciones:
  • Zonas inflamadas, hinchadas o edematosas (JBI, Nivel 5).
  • Vasoconstricción periférica o zonas con signos de infección (JBI, Nivel 1).
  • Áreas cianóticas, con mala perfusión o policitemia (JBI, Nivel 5).

Y en cuanto a buenas prácticas relacionadas con este procedimiento, aquí tenéis algunas de las más destacadas y su nivel de evidencia:
  • Se recomienda el uso de lancetas automáticas para reducir el dolor (JBI, Grado B).
  • No es eficaz calentar el talón y por tanto no se aconseja su práctica (JBI, Grado B).
  • La administración de glucosa/sacarosa vía oral es eficaz para disminuir el dolor (JBI, Grado A).
  • La venopunción para realizar una extracción sanguínea en recién nacidos resulta menos dolorosa que la punción del talón (JBI, Grado A).
Espero que estas recomendaciones os resulten de utilidad y que con ellas aumentéis la calidad y la seguridad de las técnicas y cuidados que proporcionáis a vuestros pequeños pacientes.


Bibliografía:
Khann L. Heel Lance Procedure (Neonates): Clinical Information. [Evidence Based Recommended Practice ]. Adelaide: Joanna Briggs Institute; 2015 [actualizado 5 de enero de 2015; acceso 21 de octubre de 2017].  Disponible en: JBI Connect+